Valoración del Usuario:  / 5
MaloBueno 

El mundo de la caza de las acuáticas es tan rico y variado en su forma de expresarse através de sus múltiples modalidades como el de la caza de las terrestres. La caza al salto, a la espera, con barca, con cimbel, con perros o sin ellos. Es tan variada que tendríamos que ir de una en una.

La más tradicional, la más antigua es la caza de la polla de agua (gallinula chloropus, ave de la familia de las rallinae) con perro y sin armas.

Es sin duda la caza que nos retrotrae a la esencia misma del origen cinegético. Es la modalidad más atávica, puede incluso que se remonte al mismo origen de los tiempos: Un hombre-cazador-auxiliado por sus perros para atrapar la pieza que sería su sustento sin más arma que estos o como mucho con una vara o una caña. ¿Puede existir alguna modalidad más puramente cinegética?.

Actualmente la polla de agua es una especie cinegética SÓLO en aquellos humedales del Levante de norte a sur y algún otro aislado que solicitan su caza a la administración correspondiente y se les autoriza por ser considerada como plaga la alta densidad de esta ave que puede causar daños a la agricultura, no estando permitida su caza fuera de estos acotados.

Por lo demás es abundante en los ríos y masas de agua dulce de prácticamente toda la península donde suele haber una población sedentaria y variaciones poblacionales según los movimientos migratorios. Sorprende la captura en Valencia de dos animales anillados en Polonia y en Italia respectivamente.

El cazador de pollas con perro y sin arma ha de tener absoluta confianza en sus compañeros caninos, ha de conocer cada gesto, cada movimiento de la cola, cada manera de mirar entre las bogas, las cañas y los carrizos. Ha de diferenciar si se está señalando una polla o una rata.

Ha de tener fe ciega en su trabajo y estos en agradecimiento le ofrecerán sus mejores lances atrapando a la boca la pieza y portándola viva a poder ser a las manos de su amo.

Las razas de perros más utilizadas en esta modalidad tienen generalmente como base el setter"laverack" y el irlandés y el gordon de líneas de trabajo, primando la dureza, la resistencia física al frío dentro del agua, el gusto por el nadar varias horas rondando temperaturas de cero grados.Por ello, aparte del "seter autóctono", grande y pesado para el monte, se utilizan otras razas igualmente duras y resistentes al agua, retreviers, grifones, drahthaars, algún casi desaparecido perro de aguas español de espacios interdigitales palmeados,bretones, espringers y cruces entre todos ellos y algún braco y pointer, sobre todo el de Auvernia, aunque estos últimos menos.

Se busca la tenacidad y la aficición ciega a la caza; aunque se corte cara, belfos y orejas en el carrizo y las cañas no hay nada que le detenga. Se busca la piel gruesa a poder ser más que el pelo, para resistir el frío. Y la voluntad, inquebrantable ante el efluvio de la pieza.

Esta caza suele realizarse con dos perros que estén bien compenetrados y bien avenidos en el trabajo ya que la polla suele nadar muchos metros a cada zambullida, saca la cabeza, coge aire y vuelve a zambullirse, con lo que es fácil que un perro le pierda el rastro y lo encuentre varias veces antes de perderla o atraparla finalmente, además que siempre puede volar dejando a cazador y perro atrás para ir a otros lares más tranquilos.

Es frecuente y emocionante el pensar:"Ahora la tiene aquí" "Vaya, se le ha escabullido" "Parece que la vuelve a tocar aquí" "¿Se habrá salido de la acequia? ¿Estará bajo el agua aguantando a que pase el perro?" De ahí que un perro falsamente mostrenco o en el que no tengamos confianza plena, excepto sorpresas, poco puede aportarnos en esta caza...

La polla en su instinto de supervivencia ha aprendido todas las tretas posibles para salvaguardar su vida. Además de volar las hemos visto zambullidas agarradas al fondo en una broza y sacando apenas el pico del agua para respirar esperando a ver qué hacía el perro para actuar ella en consecuencia, las hemos visto trepar a lo alto de un cañaveral espeso fuera del alcance del perro. Incluso las hemos visto salir a flote medio ahogadas a unos 20 metros de donde el perro las acosaba.

"Parece que ahora está ahí" y el perro que va nadando dentro del carrizo mete la cabeza, cuello, incluso medio cuerpo dentro del agua y saca la polla atrapada en su boca nos habrá dado una gran satisfacción cinegética. Si está viva irá al zurrón de malla o rafia donde se secará y después de finalizada la caza podrá ser devuelta a su hábitat fuera de la vista de los perros. Pero lo normal es NO VERLA en todo el lance hasta su resolución. De ahí la confianza absoluta en los perros.

Como "arma de apoyo" , nunca mejor dicho, se suele llevar una caña a modo de peregrino, romero o penitente que sirve además de apoyo en una modalidad en la que no importa el tiempo, a veces atrapar una polla si tiene un buen entorno que le sea propicio, puede llevar 30-45 minutos tranquilamente, y repito, el cazador no suele verla, sirve, decíamos, para en caso de zambullirse darle al agua así evitamos que vuele y damos juego a los perros. Eso actualmente. Cuando se cazaba por necesidad alimenticia, un buen "cañazo" a tiempo ahorraría el trabajo a los perros. Hasta no hace mucho se decía "una polla se mata con una caña" aludiendo a esto mismo y a la relativa facilidad de tiro en caso de usar arma.

Parece que esta modalidad que estaba cayendo en desuso a favor de la caza con arma de fuego, se va recuperando poco a poco y ya son cada vez más las sociedades de cazadores que organizan algún concurso, incluso alguna federación organiza campeonatos provinciales y autonómicos.

Y es que esta caza nos demuestra que el espíritu libre del cazador de acuáticas tiene el alma cautiva en las huellas que dejan sus botas en la tierra húmeda, cautiva en la estela de la barca en el agua, cautiva en el incendio del cielo al amanecer, cautiva del aire denso y mojado porque ahí es donde se juntan los cuatro elementos, agua, fuego,tierra y aire que dan sentido a la vida del cazador y de la caza.

Lewis

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Categoría: RELATOS

RELATOS DE CAZA

La sección de Relatos está pensada para cazadores que desean contarnos sus cacerías, anécdotas, momentos inolvidables... Mándenos sus relatos y compártelos con nosotros!!

Publicaremos su relato, si tiene calidad suficiente de inmediato. No olvidar indicar el nombre del autor y el título del relato.

La Administración se reserva el derecho de corregir errores tipográficos, así como el uso de los contenidos o parte de ellos que se le remitan para publicar. 

Enviar relato

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

ONLINE

Tenemos 16 visitantes y ningun miembro en Línea

BUSCAR

SÍGUENOS EN:

 

La web Cazaacuaticas.com utiliza cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si quiere más información politica de privacidad.

Acepto los cookies de esta web.