Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

La población invernal de aves acuáticas en el delta del Ebro ha sido de 244.707 pájaros, valor que se sitúa un 7% por debajo de la media de los últimos 10 años. Los diversos grupos de aves han respondido de manera muy desigual a la disminución de la superficie inundada de arrozales y en la excepcional benignidad climatológica de este invierno. Son datos que ha presentado esta mañana el director del Parque Natural del Delta del Ebro, Francisco Vidal.

En cuanto a las especies que se recuentan anualmente (unas 90), este invierno se han contabilizado 244.707 aves acuáticas. Se han añadido, además, las gaviotas y las gaviotas más abundantes, básicamente, la gaviota reidora (Larus ridibundus) y la gaviota patiamarilla de patas amarillas (L. michahellis), que se censan cada cuatro años. Conjuntamente, estas gaviotas han representado un contingente de 48.241 ejemplares.

Los patos: el 40% de las aves que pasan el invierno en el Delta

El grupo más numeroso fue el de los anátidas, con 115.751 ejemplares (39,5% de los efectivos), destacando el ánade real (Anas platyrhynchos), el pato cuchara (A. clypeata) y la cerceta común (A. crecca) . Este grupo, después de unos años con un elevado número de ejemplares, ha sufrido un descenso del 8,7% en relación con la media de los últimos 10 años. En este censo se han recontado algunas especies escasas en Cataluña, como el porrón chocolatero (Aythya nyroca), con un ejemplar, y la cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris), con cuatro ejemplares. Las fochas, con 35.886 ejemplares, han presentado unos valores altos (+ 13,9%) respecto a los valores medios.

Los limícolas -que se alimentan básicamente de los animales que viven en los fondos fangosos- constituyen el segundo grupo de aves acuáticas mejor representado, con 69.932 ejemplares (22,3% del total). La población de este invierno ha sido inferior a los máximos históricos de estos últimos años y se sitúa un 6,5% por debajo de la media. Por su abundancia, destacan el correlimos variante (Calidris alpina) y la avefría (Vanellus vanellus). Entre las especies más accidentales, sobresalen un ejemplar de dorada pequeña del Pacífico (Pluvialis fulva), uno de correlimos agachadiza (limícolas falcinellus), dos de correlimos rojizo (Tryngites subruficollis), 23 de agachadiza chica (Lymnocryptes minimus) y ocho de correlimos de Temminck (Calidris temminckii).

La población de ardeidos ha sufrido un descenso significativo (un 42,6% por debajo del promedio de los últimos 10 años). Otras especies, pertenecientes a grupos diversos y bien representadas en este censo, han sido los 11.125 flamencos (Phoenicopterus roseus), los 2.950 capones reales (Plegadis falcinellus) y los 114 becplaners (Platalea leucorodia).

La desecación de los arrozales afecta a la distribución de las aves

Los diversos grupos de aves han respondido de manera muy desigual a la disminución de la superficie inundada de arrozales para frenar la expansión de la plaga del caracol manzana, y al excepcional benignidad climatológica de este invierno en el centro y norte de Europa. A diferencia de otros años, la superficie inundada de arrozales ha sido muy inferior (15,5%) y ha pasado de unas 22.000 hectáreas a sólo 3.500. No obstante, se ha producido una marcada heterogeneidad entre las distintas zonas del Delta con respecto al grado de inundación, variante, según el lugar, entre el 0 y el 79,5% de la superficie.

Aunque hay un análisis detallado, la pérdida de superficie inundada parece haber afectado sobre todo aquellas especies que dependen más de las aguas dulces someras, como la dorada gruesa (Pluvialis apricaria) (-64%), la avefría (V. vanellus ) (-29%), la garza real (Ardea cinerea) (-55%), la cerceta común (A. crecca) (-31%) o la gaviota común (L. ridibundus) (-26%). Otras especies, con una alta plasticidad ecológica, o que dependen de los hábitats terrestres, de las marismas mareales o de los ambientes marinos, no se han visto afectadas significativamente. Es el caso, por ejemplo, del ánade real (A. platyrhynchos) (-3%), el halcón peregrino (Falco peregrinus) (+ 52%), la gaviota oscuro (Larus fuscus) (+ 26%), la gaviota picofina (Larus genei) (+ 112%) o el correlimos variante (C. alpina) (+ 25%).

El International Waterbird Census

El conteo invernal de aves acuáticas en el delta del Ebro se integra dentro del International Waterbird Census (IWC), que tiene como objetivo cuantificar anualmente el número de aves acuáticas que invernan en más 80 países de Europa, Asia y el norte de África. Los datos obtenidos permiten conocer a escala global el estado de conservación de estas especies y, a escala local, la capacidad de acogida de las zonas húmedas del territorio.

En el delta del Ebro, este censo se ha llevado a cabo entre el 7 y el 28 de enero, gracias a la participación de 27 observadores, entre técnicos del parque natural, miembros del Cuerpo de Agentes Rurales y voluntarios. La realización de este censo en la principal zona húmeda de Cataluña conlleva una gran complejidad, tanto en cuanto a la diversidad de especies y de hábitats (arrozales, lagunas, río, salinas, bahías, humedales) como por la gran cantidad de pájaros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Categoría: CENSOS

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

ONLINE

Tenemos 82 visitantes y un miembro en Línea

BUSCAR

SÍGUENOS EN:

 

La web Cazaacuaticas.com utiliza cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si quiere más información politica de privacidad.

Acepto los cookies de esta web.