Valoración del Usuario:  / 4
MaloBueno 

Una formación (“attelage”) de reclamos, bien colocados y con buenas y diferentes calidades de voz, serán la referencia sonora y visual para sus congéneres salvajes, tanto sedentarios o migradores, y serán la pieza esencial del éxito de nuestras cacerías.

Una “formación” completa estará constituida por una hembra “canto largo”, dos o tres hembras “canto medio”, de cuatro hembras “canto corto” y de tres o cuatro machos. Según los golpes de voz, los reclamos pueden ser:

  • Canto corto: de 3 a 4 golpes de voz en un canto.
  • Canto medio: de 6 a 12 golpes de voz en un canto.
  • Canto Largo: de 20 a 40 golpes de voz en un canto.
  • Chanteuse: más que largo, pueden llegar a 200 golpes de voz en un canto.

La hembra “canto largo” lanza regularmente su reclamo durante la noche o la vista de un bando, las “canto medio” siguen su ejemplo cuando pasan, y las “canto corto” y los machos empiezan su trabajo cuando el bando está a corta distancia, favoreciendo la parada.

Lo ideal sería tener dos equipos completos de buena calidad, pero llegar a tener semejante “banquillo” requiere mucha dedicación y varios años de cría y selección. Por lo tanto, los primeros años, habrá que hacer frente a la situación con los medios disponibles. De día será suficiente con poner una o dos hembras “canto corto” (las más listas que tengamos) con cinco o seis machos, más o menos una proporción de 25% hembras y 75% machos y de noche variar la proporción a 60% hembras y 40% machos.

Una cosa que debemos remediar de inmediato, son los reclamos miedosos, que lanzan de forma indiscriminada sus cantos de alarma, se dice que “cantan el miedo” o que “cantan al zorro”, es un canto característico, emisiones muy numerosas de cantos agudos, siempre iguales, con un ritmo lento, que suena al así como < mak… mak… mak…mak…mak… > y que hacen que los silvestres huyan despavoridos.

Esta es una de las razones por las que no se puede, sino excepcionalmente utilizar un pato salvaje como reclamo, por su gran nerviosismo, pronto comenzara a tirar de la pata que tenga atada, adoptar posturas poco naturales y a cantar con una voz que, será ciertamente salvaje, pero nada atractiva para sus congéneres libres. Recordar también que las jóvenes hembras son más charlatanas e indisciplinadas y que el tiempo las tranquilizara como a las viejas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Categoría: RECLAMOS

ONLINE

Tenemos 74 visitantes y ningun miembro en Línea

BUSCAR

SÍGUENOS EN:

 

La web Cazaacuaticas.com utiliza cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si quiere más información politica de privacidad.

Acepto los cookies de esta web.